CAPITAL FEDERAL: Paseo de la historieta

El paseo nace para rendir homenaje a los personajes de historieta más populares de nuestro país. Ideal para sacarse fotos

De las revistas a la realidad

Es un circuito callejero por el barrio de Monserrat, San Telmo y Puerto Madero. Se puede perfectamente hacer a pie. Es recomendable hacerlo con tiempo para detenerse y disfrutar de la historia de cada uno de ellos. También no se pierdan mirar en las paredes o balcones de la zona, porque hay muchos dibujos y grafittis que vale la pena observar.

Comienza en la esquina de Chile y Defensa, con Mafalda y sus amigos.

Mafalda, Susanita y Manolito, de Quino

Mafalda fue creada en el año 1964. Reflexiva y crítica. Representante de la clase media intelectual de los años ’60 y ’70, se muestra preocupada por la humanidad y la paz mundial, y se rebela contra el mundo legado por sus mayores.

Es una de las historietas más conocidas e instaladas en el imaginario colectivo argentino. Leer Mafalda es entender a la Argentina, aunque las inquietudes que manifiestan ella y sus amigos son de índole universal.

Quino logró en esta historieta darles a los personajes identidades muy profundas y representativas de una clase social y un momento del país muy marcados. Es un personaje también muy popular fuera de Argentina.

 

Isidoro Cañones, de Dante Quinterno

Se encuentra en Balcarce esquina Chile

Fue creado en 1935. Vivo y chanta, pero increíblemente carismático. Se identifica con el típico “playboy” porteño. Niño rico e irresponsable, representa una clase social rica y poderosa en cierta época del país. Derrochaba el dinero de su tío, Coronel Urbano Cañones.

Isidoro es un personaje piola, canchero, y seductor que le gusta vivir el momento, le gusta la noche, los viajes por el mundo y la buena vida.

Desde su primera aparición, Isidoro se convierte en el padrino de Patoruzú, encargado de administrar su dinero, aunque siempre intenta quedarse con una parte para él, para sus “vicios”.

La historieta de la dupla se sostiene en la dicotomía entre ambos personajes. Isidoro Cañones es el autentico Playboy porteño e internacional que vive en la mansión de su millonario tío, de quien espera algún día, heredar su inmensa fortuna.

 

Larguirucho e Hijitus

Se encuentran en Balcarce y México

Larguirucho fue creado en 1955. Típico bonachón de barrio, despistado, de buen corazón, ingenuo pero pícaro. Muy influenciable, a veces forma parte de la banda de los malos y otras, de los buenos, donde prefiere estar. Sus expresiones y ciertas actitudes son muy argentinas. Es un personaje muy querido por los chicos.

Super Hijitus apareció en 1955, en uno de los episodios de las "Aventuras de Pi-Pío". Este tierno personaje vivía en las afueras de Trulalá, junto a su fiel perro Pichichus.

Cuando había una injusticia, Hijitus adquiría superpoderes de su sombrero, convirtiéndose en un héroe con capa y hélice. Este querido superhéroe alcanzó el éxito con los episodios televisivos producidos entre 1967 y 1974, debido a que a fines de los '60 era único en el formato series de dibujos animados en la televisión argentina.

 

Matías, de Sendra

Creado en el año 1993. Es un niño travieso, simpático e ingenuo. Su mundo son su escuela, su casa y su barrio. Su fantasía, su imaginación, sus temores, sus deseos, construyen el eje de la historia.

Con la simpleza del pensamiento infantil intenta entender el mundo adulto, ayudado por su mamá, sin olvidarse de realizar las cosas típicas de su edad. Criado en una familia de clase media urbana, representa la niñez actual en una ciudad.

La tira tiene cierta cuota de misterio porque nunca muestra a ningún adulto. Se relaciona con la identidad de los argentinos por las preguntas que el nene elabora. Es un personaje infantil que reflexiona, con humor, sobre la vida de los adultos.

 

Don Fulgencio, de Lino Palacio

Está en la esquina de Balcarce y Venezuela.

Fue creado en el año 1938. Don Fulgencio resalta ese niño que todos los grandes tenemos dentro. Es un vejete bonachón, inocente, que se niega a crecer.

 

Clemente, de Caloi

Está en Balcarce 400

Surgió en 1973. Amante del fútbol y las mujeres. Representa la viveza del criollo y el humor nacional. Su forma de ser representa al argentino. Es un personaje ácido, crítico de la realidad de nuestro país.

Clemente tiene un “sueño del pibe”, que es jugar en Boca primero y en la Selección Argentina en segundo término. Por eso está muy identificado con el “hincha argentino”.

 

Chicas Divito, de Guillermo Divito

En Av. Belgrano y Balcarce

Mujeres sensuales, representan el estereotipo de la mujer con curvas, aunque estilizado, de cintura pequeña y caderas anchas.

Marcaron la moda urbana argentina de los años ’50 y ’60. Muchos detalles que se observan en los dibujos de sus chicas, fueron incorporándose a la moda de los años venideros: faldas cortas, flores en el pelo, trajes de baño cavados, pulseras, combinaciones de colores antes impensados (fucsias, lilas, violetas, amarillos, rosa, etc.).

Las chicas de Divito hicieron soñar a muchos porteños, y envidiar su figura a muchas mujeres que comenzaron a copiar el estilo.

 

Patoruzú, de Dante Quinterno

En Paseo Colón y Av. belgrano

Creado en el año 1936. Es un cacique tehuelche. Su primera aparición pública se produjo el 19 de Octubre de 1928 en la historieta “Las aventuras de Don Gil Contento”, del diario Crítica, con el nombre de Curugua-Curiguagüigua.

Patoruzú es el apodo de este héroe indígena, apodo que proviene de una de las golosinas más populares en la época de su aparición, las pastillas Oruzú.

Patoruzú es un hombre puro, simple y sencillo; sobrio, estoico, buen creyente y, aunque seguro de si mismo, sumamente modesto. Es amante de la naturaleza y protector del medio ambiente.

 

Patoruzito e Isidorito Cañones, Dante Quinterno

Patoruzito un chico noble e Isidorito un símbolo de la viveza y picardía...

Surgió como un personaje para un público más infantil que el ya popular “Patoruzú”.

Patoruzito representa la infancia y adolescencia de Patoruzú. Patoruzito era un chico noble, valiente, fuerte, dotado de un genuino ingenio criollo (es bastante más "avispado" y astuto que el personaje de Patoruzú), y con un alma generosa.

Su personalidad se oponía a la de su amigo Isidorito (quien llegaría a ser, con el paso del tiempo, el padrino Isidoro, símbolo de la viveza y picardía porteña).

 

Gaturro, de Nik

En Azopardo y Av Belgrano

Creado en el año 1993. El público infantil es gran consumidor de este personaje. Es un gato que se presenta como un anti héroe, soñador y observador del mundo.

Lo caracteriza su gran imaginación e ingenio, aunque su personalidad suele cambiar de acuerdo al personaje con el que interactúe. Sus reflexiones son muy profundas. Travieso, transgresor, corre límites.

Curioso y romántico. Vive en el seno de una familia clase media argentina muy actual, compuesta por un matrimonio y dos hijos.

 

Don Nicola, de Héctor Torino

En Alicia Moreau de Justo y Azucena VillaFlor

Es un simpático y bondadoso italiano dueño de un conventillo en La Boca...

Fue creado en el año 1937. Don Nicola nació un 11 de julio de 1937 y apareció por primera vez en la revista porteña ¡Aquí está! con el nombre de "Conventillo 1937", creada por el joven y modesto dibujante Héctor Torino.

La misma se trataba de una caricatura amable de la vida cotidiana y sus personajes, de carácter universal, representaba a hombres y mujeres de los que se topaban todos los días por la calle. Ambientada en un conventillo del barrio de La Boca, de la ciudad de Buenos Aires, su dueño, Don Nicola, era un simpático y bondadoso italiano que hablaba en cocoliche y que trataba de satisfacer las opuestas y a veces absurdas necesidades de sus variados inquilinos.

 

Negrazón y Chaveta, de Cognigni

En Juana Manso y Marta Lynch

Fueron creados en 1971 y estuvieron desde el primer número de Hortensia. Fueron una columna ilustrada de dos carismáticos personajes del "Gordo Cognigni".

Eran típicos habitantes de baja clase social, de la Córdoba de aquel entonces. Se trasladaban en una "Moto Puma" fabricada en Córdoba, todo un símbolo de la industrialización argentina de la época. A pesar de su lenguaje y modismos tan locales supieron como nadie conquistar el corazón de los lectores con sus delirantes diálogos y reflexiones.

 

Diógenes y el Linyera, de Tabaré

En Marta Lynch 400

Los dibujos de Tabaré fueron guiñados por Héctor García Blanco...

Fueron creados en 1977. Diógenes y el Linyera es publicada en Argentina de forma ininterrumpida desde el año 1977.

Fue realizada (para la contratapa del Diario Clarín) por el dibujante Tabaré y los guionistas Carlos Abrevaya y Jorge Guinzburg. Tres años despúes del fallecimiento de Abrevaya (1993) Guinzburg abandonó la tira. Desde entonces, y hasta el regreso de Guinzburg en 2007, los dibujos de Tabaré fueron guiñados por Héctor García Blanco.

El 12 de marzo de 2008 falleció Guinzburg y por un tiempo se siguen publicando las tiras que había dejado escritas. Desde el 23 de mayo de 2008, Tabaré se hizo cargo también de los guiones.

 

Langostino y Corina, de Eduardo Ferro

En Marta Lynch 500

Fueron creados en el año 1945.

En Langostino, el navegante independiente, Eduardo Ferro despliega un dibujo humorístico virtuoso y una composición de viñetas impecable: la historieta es un auténtico primor plástico. Además, narra con destreza y emplea todo un arsenal de recursos gráficos para obtener ritmo y movimiento. Así, hay líneas cinéticas, múltiples metáforas visuales y creativas onomatopeyas que a veces no sólo ocupan un cuadrito completo, sino que por sí solas representan un paisaje o un suceso.

El humor no sólo está en el trazo, sino en los ocurrentes monólogos del personaje, que hasta le dirige la palabra a su Corina, un barco tan singular, pequeño y estrafalario, que si se lo observa con atención no podría navegar ni el marino entrar en su cabina.

 

La Jirafa, de Mordillo

Guillermo Mordillo es reconocido por sus dibujos humorísticos mudos, que en general hacen referencia al amor, al deporte, incluye animales dentro de sus creaciones y representa varios aspectos curiosos de la vida.

Sus libros recopilatorios fueron traducidos a numerosos idiomas y editados en países como Italia, Portugal, España, Alemania, Francia, Bélgica, China, EE.UU. y Argentina, entre otros.

En los años más recientes de su carrera se ha dedicado casi exclusivamente al humor gráfico y a las ilustraciones infantiles.

 

Inodoro Pereyra y Mendieta, de Roberto Fontanarrosa

En Marta Lynch 550

Es una parodia de las idealizaciones que se hicieron del gaucho de la pampa argentina y, específicamente, del gaucho Martín Fierro.

Solitario, reflexiona sobre la vida, acompañado de su perro Mendieta, y recibe a extraños en su pobre rancho, a los que aconseja de manera peculiar.

 

Información del paseo

paseodelahistorieta.buenosaires.gob.ar

Mapa del recorrido

Más información

 

  https://www.facebook.com/turismoBA   turismoenbuenosaires
  https://twitter.com/turismobue   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 http://www.turismo.buenosaires.gob.ar  

 

Visto 3249 veces

Total Comments

Más en esta categoría: « El cementerio del Turismo

¿Buscas hotel?

  1. Twitter
  2. Facebook

¿Precisas alquilar auto?