Museo Casa del Che, Alta Gracia, Córdoba

La casa de la infancia de Ernestito Guevara. Un lugar histórico con muchos recuerdos de su vida. En su interior se respira un aire distinto.

VILLA NYDIA

Fue construida por la Compañía de Tierra y Hoteles en 1911, para ser habitada por el personal jerárquico del ferrocarril. Cuando la familia Guevara llegó a Alta Gracia buscando alivio para el asma del pequeño Ernesto, habitaron Villa Nydia desde 1935 hasta 1937 y de 1939 a 1943, para luego trasladarse a Córdoba.

El nombre de la casa proviene de Nydia, la hija menor del primer propietario de la casa, Barraco Candioti, y mientras la familia Guevara de la Serna vivió aquí la casa llevó ese nombre. Posteriores dueños lo cambiaron por Villa Beatriz y otros.

Villa Nydia fue declarada Bien Patrimonial por el Gobierno Municipal de Alta Gracia cuando la compró en noviembre de 2000, para luego abrir sus puertas como “Museo Casa Ernesto Che Guevara” el 14 de julio de 2001.

Este museo propone el reencuentro con la leyenda del Che a través del legado de su vida y sus años en Alta Gracia.

SALA 1 “Ana María de la Serna”

El Che en Alta Gracia

Aquí se exhiben fotografías de las distintas viviendas que la familia Guevara de la Serna habitó durante su estadía en Alta Gracia (1932-1943).

En la galería se encuentra la escultura del Che Niño, que representa sus años en la ciudad. “Mi hijo el Che vivió en Alta Gracia desde los cinco años hasta los dieciséis. Toda su niñez y toda su adolescencia” (Mi hijo el Che, de Ernesto Guevara Lynch)

Al final encontramos la escultura de hormigón armado con la antorcha encendida en honor a su memoria como símbolo de la vida, presencia, unión, fuerza, fuente de luz y calor permanente.

Más fotos>>>

SALA 2 “Argentina”

Introducción a la experiencia

“Seamos realistas. Soñemos lo imposible.” Che Guevara

Esta sala es la invitación a recorrer el museo, conociendo la vida y obra del Che de manera cronológica: su niñez y adolescencia; sus viajes por Latinoamérica; el hombre revolucionario y el ideólogo; su trágico desenlace; su fuerte legado.

Se exponen cuatro gigantografías y un mapa con el recorrido sugerido para transitar la casa y conocer de esta manera la evolución del pensamiento de Ernesto Guevara.

 

Más fotos>>>

 

 

 

Sala 3. “Celia de la Serna”

El CHE niño, Ernestito

En 1927, Ernesto Guevara Lynch se casó con Celia de la Serna y juntos se instalaron en Puerto Caraguatay (Misiones) donde compraron unas plantaciones de yerba mate. Ante la llegada inminente del primogénito, el matrimonio decidió viajar a Buenos Aires. En su trayecto por el Río Paraná hicieron un alto obligado en Rosario y allí, el 14 de junio de 1928, nació Ernesto Guevara de la Serna.

Los problemas bronquiales con los que nació se transformaron en asma, por lo cual, a fines de 1932, la familia de Ernestito  se trasladó a Alta Gracia, en búsqueda de una solución para una enfermedad que lo acompañaría por el resto de su vida.

Alta Gracia era un lugar turístico por excelencia, de clima seco y aire puro donde la familia Guevara residió once años, de 1932 a 1943. Pese al asma, el niño tuvo una vida activa y practicó varios deportes, que generaron en él un espíritu de autocontrol.

Ernesto, un niño travieso e inteligente, recibió de su madre las  primeras lecciones que lo prepararon para el ingreso a las escuelas públicas. Desde pequeño fue ávido lector: Julio Verne, Emilio Zolá, Horacio Quiroga, Antonio Machado, Anatole France, fueron algunos de sus autores favoritos.

En Alta Gracia también cultivó muchos amigos que lo acompañaron en aventuras inolvidables. En su tiempo libre Ernestito practicaba caminatas interminables, jugaba al golf y al fútbol, nadaba – aprendió a escondidas, en el Sierras Hotel, junto a su hermano Roberto sin que sus madre lo supiera-. Su padre contó luego “… Ernesto y su hermano, de chiquilines, conocían muy bien el golf, practicaban todos los días junto a los hijos de los caddies.”

Otro juego que Ernesto aprendió desde muy pequeño fue el ajedrez. Estaba muy entusiasmado, se volcaba sobre un tablero y ensayaba las aperturas y las defensas más inocentes. En las reuniones y cuando jugaba, el mate era indispensable. “Es parte del juego, hay que chupar un poco de esto para que luego se lubrique el cerebro y se pueda pensar mejor”, dijo en algunos de sus relatos.

SALA 4 CARLOS FIGUEROA

La juventud

La familia Guevara de la Serna vivió en la ciudad de Córdoba desde 1943 hasta 1947. Ernesto cursó sus estudios secundarios en el colegio Deán Funes. Allí conoció a los hermanos Granado, de quienes recibió el apodo fúser (furibundo Serna) cuando formó parte de un equipo de rugby. Por ese entonces, ya demostraba gran interés por la filosofía. Cuando concluyó sus estudios en 1946, ingresó a trabajar en la dirección provincial de Vialidad de Córdoba. Tras el regreso a Buenos Aires, Ernesto se inscribió en la Facultad de Medicina.

A los 2 años, a bordo de una bicicleta Garelli preparada con un pequeño motor “Micrón”, partió desde Buenos Aires de paso por Rosario, Córdoba, Santiago del Estero hacia las provincias del norte. Este recorrido de más de 4.000 km, le permitió ver  y palpar de cerca las grandes diferencias sociales que existían en el país.

Más fotos>>>

SALA 5 “ALBERTO GRANADO”

Sus viajes por Latinoamérica

“…Este vagar sin rumbo por nuestra mayúscula América me ha cambiado más de lo que creí…”

Junto a Alberto Granado, Ernesto decidió recorrer Latinoamérica. El 29 de diciembre de 1951, emprendieron el viaje en una moto Norton de 500 cc, “La Poderosa II”

Partieron desde Buenos Aires rumbo a la Patagonia argentina para cruzar a Santiago de Chile. Tras su paso por Perú, ya sin moto, llegaron al leprosario de San Pablo donde los nativos les regalaron una balsa, la “Mambo-Tango”, con la cual navegaron por el Amazonas hasta los límites entre Perú, Brasil y Colombia. Finalmente, en Venezuela, Alberto Granado ingresó en un hospital y Ernesto regresó a la Argentina para cumplir la promesa hecha a su madre: terminar la carrera de medicina. Completó las catorce materias pendientes en menos de un año y se graduó de médico el 11 de abril de 1953.

A los 25 años, realizó su segundo viaje por América Latina con su amigo de la infancia “Calica” Ferrer. Desde Buenos Aires, recorrieron en tren Bolivia, Perú y Ecuador, para finalmente separase.

Ernesto llegó a Guatemala, donde conoció al cubano Ñico López, quien lo llamó por primera vez por el apodo  mundialmente conocido: El Che. Allí también se relacionó con quien sería su esposa, Hilda Gadea, exiliada peruana, miembro del partido Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA). De ahí partió a México. Conoció a Fidel Castro en julio de 1965 y se enroló como médico en la futura expedición guerrillera.

El 14 de febrero de 1956 nació su primera hija Hlida Beatriz Guevara

Parte de las cenizas de Alberto Granado descansan en esta sala.

Más fotos>>>

SALA 6 “CAMILO CIENFUEGOS”

Cuba, dirigente y familia

“…mi futuro está unido a la revolución cubana. O triunfo con ella o muero…”

El 25 de noviembre de 1956, 82 hombres del grupo revolucionario “26 de julio” partieron del pueblo de Tuxpan, México, a bordo del pequeño barco “Gramma” rumbo a Cuba. En Playa de las Coloradas, sólo 17 sobrevivieron al primer ataque del ejército de Batista. Reagrupados en la Sierra Maestra, se unieron a la lucha campesinos y pobladores. El Che fue nombrado Comandante del flamante ejército.

En diciembre de 1958 el derrumbe de la dictadura de Batista era inminente. Finalmente, el 1 de enero de 1959, los comandantes Camilo Cienfuegos y Ernesto Guevara, tomaron La Habana; al día siguiente, junto a Fidel Castro hicieron su entrada victoriosa a la ciudad.

Tras el triunfo de la revolución, se casó con Aleida March de la Torre, revolucionaria villaclareña y su colaboradora en la Batalla de Santa Clara. Tuvieron cuatro hijos: Aleida, Camilo, Celia y Ernesto.

El Che después de la Revolución

El 9 de febrero de 1959 Ernesto Guevara fue declarado ciudadano cubano y llegó a ocupar varios cargos públicos: Embajador, Director de la División de Industrialización de la Agricultura y Presidente del Banco Nacional. En 1960 visitó la Unión Soviética, Checoslovaquia y Estados Unidos en misión comercial. En 1961, fue nombrado Ministro de Industria  y encabezó la delegación cubana en la Primera Conferencia Socioeconómica (Punta del Este).

El 14 de marzo de 1965 el Che residió oficialmente por última vez en Cuba.

Más fotos>>>

SALA 7 “ROSARIO GONZÁLEZ DE LÓPEZ”

Cocina original de la Casa, “Leñera”

Denominada “cocina económica” por el sistema  novedoso para obtener agua caliente en la casa. Aquí se refugiaba Ernestito cuando los ataques de asma le impedían salir a jugar con sus amigos o concurrir a la escuela.

Su compañía era Doña Rosario, una señora que utilizaba paliativos caseros para cuidarlo. Las hierbas de la zona eran muy famosas por ser medicinales.

Rosarito atesoró muchísimos recuerdos.

“… cuando conocí a Ernestito  tenía sólo cuatro años de edad  y sufría tantos ataques de asma que lo doblaban por la mitad… Muchas veces lo llevé en mis brazos hasta su cama porque no podía caminar…”

“… era un niño generoso, cuando compraba golosinas no eran sólo para él, sino para sus amigos y para los que trabajaban en la casa…”

 

SALA 8 “POSTALES DE UN DÍA HISTÓRICO”

Fidel Castro en la casa del Che

El 22 de julio de 2006, en el marco de la Cumbre de Presidentes realizada en la ciudad de Córdoba, los presidentes Fidel Castro, de Cuba, y Hugo Chávez, de Venezuela, visitaron el Museo Casa del Che. Fue un día inolvidable.

Fidel recordó muchas anécdotas e historias. Completó con su versión las fotos y recuerdos pertenecientes a la casa del Che.

SALA 9 “LA BIBLIOTECA”

Biblioteca y espacio de lectura

La casa de los Guevara era de todos, en especial de los amigos de sus hijos, sin diferencias de clases. Era el punto de reunión y se llegaba sin previa invitación. Según Carmen de la Serna, hermana mayor de Celia “… el desorden gobernaba a todos y sólo hacían grandes limpiezas cuando se celebraba algo (…) pero en ese “vive como quieras” todos parecían felices, cada uno hacía lo que le daba la gana y nadie se quejaba…”

Ernestito a los 6 años era el jefe de toda la pandilla: Fernando Romero, José y Enrique Martín, Juan Aguilar, Cacho, Manolo y el negro Ávalos, Juanchilo, Ariel Vidosa, Ramón y el negrito Palacios, Roberto y Ana Guevara. También fueron sus amigos en Alta Gracia Carlos Figueroa, José Manuel Peña y “Calica” Ferrer, entre otros.

La biblioteca del museo reúne textos sobre la figura de Ernesto Che Guevara y otros autores latinoamericanos para consultas y préstamos.

SALA 10 “KORDA”

Sala de proyección

Alberto Korda era el seudónimo del fotógrafo cubano Alberto Díaz Gutiérrez, autor del retrato más famoso del Che. La foto fue tomada el 5 de marzo de 1960, en la despedida de 136 cubanos muertos en un atentado sobre el barco francés “La Coubre”

Ubicado en una fila posterior, el Che se asomó frente a la tribuna, con la mirada perdida hacia el horizonte. En esa fracción de segundo Korda tomó la fotografía más difundida y reproducida en el mundo: “el Guerrillero Heroico”. Años después el editor comunista italiano Feltrinelli vio la foto en la casa de Korda y la editó.

Proyección de videos: La infancia de Ernestito (10’)

Documental que narra la infancia del Che en Alta Gracia, haciendo un paralelismo con el contexto histórico del momento.

El Che un argentino del siglo XX (20’)

Compendio de veinte minutos del documental que cuenta los momentos de la Revolución Cubana.

SALA 11 CONGO – BOLIVIA

En marzo de 1965, bajo el nombre de Ramón Benítez y apodado “Tatú” como nombre de Guerra, el Che ingresó al Congo, para quedarse allí siete meses. En contacto con la guerrilla local intentó trasladar la experiencia cubana para ayudar a los movimientos de liberación africanos, per la falta de organización e indisciplina de los combatientes, las masivas deserciones, las divisiones tribales y las disputas políticas internas entre el mando revolucionario hicieron que la experiencia fracasara. En julio de 1966 el Che debió regresar a Cuba junto a sus combatientes.

Se publicó el libro El socialismo y el hombre de Cuba. En esos años escribe varias cartas: a su madre, quien muere mientras él  está en la selva, a sus hijos y a Fidel.

En noviembre de 1966 Ernesto Guevara ingresó a Bolivia bajo la falsa identidad de Adolfo Mena González, para dirigir la revolución en ese país. Eligió “Ramón” como nombre de batalla. Tras algunas acciones exitosas, comenzaron los enfrentamientos con las fuerzas militares bolivianas.

En septiembre de 1967 el ejército boliviano inició la persecución al Che. El 8 de octubre el grupo guerrillero fue cercado en la quebrada de El Yuro. El Che, herido en las piernas, fue capturado y trasladado a la escuela de la Higuera para ser interrogado.

El 9 de octubre de 1967, Ernesto Guevara fue ultimado a balazos, a las 13:10, por el oficial Mario Terán, quien obedeció las órdenes del presidente boliviano René Barrientos. Su cuerpo fue encontrado recién 30 años después en  una fosa común del Valle Grande (Bolivia).

El pueblo de Santa Clara (Cuba) erige hoy en su memoria un mausoleo donde descansan sus restos.

Más info>>> http://www.altagracia.gov.ar/

FB del museo>>> Museo Che Guevara

Visto 4501 veces

Total Comments

¿Buscas hotel?

  1. Twitter
  2. Facebook

¿Precisas alquilar auto?