Salar de Antofalla, Catamarca

A casi cuatro mil metros de altura se encuentra un lugar fascinante. Un escenario natural maravilloso, sin carretera, sin vegetación ni agua.

UNA MARAVILLA POR DESCUBRIR

El salar de Antofalla es un gran salar o desierto de sal que se encuentra en el sector de la Puna de Atacama correspondiente a la provincia de Catamarca, departamento Antofagasta de la Sierra (República Argentina).

Alcanza una altitud media de 3900 msnm y se extiende por una cubeta alargada en dirección sur-suroeste a nor-noreste. Tiene una forma muy estrecha y alargada, tan largo como la provincia de Catamarca. Tiene una longitud de más de 150 kilómetros y su superficie es de 5001 km².

Está dominado en el oeste por el imponente volcán Antofalla, activo (6409 m) con su cumbre nevada, que forma un macizo con sus vecinos como el Conito de Antofalla (5583 m), el cerro de la Aguada, el volcán Lila (5752 m), el cerro Cajeros (5725 m) y el cerro Botijuela.

 

Con la excepción de la pequeña localidad de Antofalla, situada al este del macizo, cerca del salar, la región está prácticamente deshabitada. Esta es una de las regiones más aisladas del país y carece por completo de carretera. Es un espacio muy árido, sin vegetación ni agua. Está al norte de Antofagasta de la Sierra. Es una de las Áreas de Reserva Geológico Mineras definidas en Catamarca, con una superficie de 40 580 hectáreas, con la posibilidad de explotar boratos y salmueras de tipo clorurado sódico, portadoras de litio y potasio.

 

El salar de Antofalla, posee en pleno centro, tres pequeñas lagunas interconectadas llamadas Ojos del Campo. Cada una es de un color: la primera es azul; la segunda, negra y la tercera, naranja.

 

¿Dónde queda?

 

Más info: www.turismocatamarca.gob.ar

Visto 5442 veces

Total Comments

Más en esta categoría: Ruta de los seismiles, Catamarca »

¿Buscas hotel?

  1. Twitter
  2. Facebook

¿Precisas alquilar auto?