Parque Luro, Santa Rosa, La Pampa

Un lugar maravilloso para los amantes de la historia y la naturaleza. En épocas de brama es imperdible.

EL COTO DE CAZA PROPIO

Al finalizar la conquista del desiertoAtaliva Roca (hermano de Julio) fue premiado con 180.000 ha en la zona del caldenal. Esas tierras las repartió con sus hijos mientras estaba vivo, y a la joven Arminda, una de sus hijas, le obsequió 23.700 ha. Junto a su esposo, Pedro Olegario Luro Pradère (nacido en Buenos Aires, en 1862), lo denominaron "Establecimiento San Huberto" por el santo europeo protector de los cazadores, ya que habían decidido establecer un coto de caza privado.Foto Oscar Folmer

Esto lo convirtió en el primero organizado en el país. Con este fin, en 1909, Luro importó, ciervos de raza Cervus elaphus o ciervo común, jaulas de jabalíes y de faisanes principalmente de raza dorada de China.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial, los europeos dejaron de ir a la Estancia y Luro se desinteresó por el lugar. En ese momento, Luro tenía una importante deuda con el Banco Hipotecario Nacional. El propietario murió el 4 de marzo de 1927 en su casa de Mar del Plata, y fue sepultado en el cementerio de la Recoleta de la ciudad de Buenos Aires.

Después de 10 años el Banco Hipotecario Nacional, decidió rematar la propiedad, y finalmente el 16 de agosto de 1939 fue adquirida por Antonio Maura y Gamazo (nacido en Madrid el 6 de junio de 1885, casado con Sara Escalante -viuda de Jorge Newbery-), quienes se quedaron a vivir en el lugar. Decidieron hacer modificaciones a la casona y dedicar el parque a la cría de caballos de polo y a la explotación del bosque de caldén.

Al fallecimiento del señor Maura, el 16 de diciembre de 1964, Inés Maura de Roviralta, su única hija vendió parcelas al Gobierno de La Pampa, entre 1978 y 1973, y el resto lo dividió entre sus descendientes.

Finalmente, tras varias restauraciones, el Parque fue reabierto al público con el nombre de Parque Luro en septiembre de 1976.

Un poco de historia

Para los amantes de la historia, Parque Luro se presenta como una opción imperdible. Los orígenes del que fuera el coto más grande del mundo, se encuentran ligados a la generación del '80 y a la Belle Epoque.

La experiencia le permitirá al visitante acceder al emprendimiento de Don Pedro Luro, su primer propietario. Es imperdible la visita guiada al edificio que fuera su residencia, hoy museo "El Castillo", monumento histórico nacional.

Se debe adquirir la entrada en el Centro de Interpretación y de allí, a cada hora parte el grupo para realizar la visita. Los mismos son de 20 personas como máximo y el recorrido tiene una duración aproximada de 50 minutos. Se recomienda adquirir su entrada apenas se ingresa a la Reserva, ya que los cupos son limitados.

El recorrido incluye la visita a la sala de carruajes, al tambo modelo, al tanque del millón, construcciones notables de la época del propietario.

Viví la naturaleza como es

La reserva cuenta en toda su extensión con 7600 has., de las cuales, 1600 están abiertas a la exploración. Aquí es posible admirar la naturaleza en todo su esplendor y convivir con un paraíso de flora y fauna.

La mayor reserva natural de caldén en el mundo, con sus bosque, médano y laguna, representa un paisaje típicamente pampeano.

Una mirada diferente

La reserva natural posee alrededor de 160 especies de aves, de las cuales, según la época del año en que se realice el avistaje, se pueden reconocer aproximadamente 40.

La práctica del avistaje requiere de la presencia de un guía de campo que es el encargado de conducir, informar y seleccionar los lugares y momentos mas apropiados para la observación.

El visitante puede realizar esta práctica en cualquier época del año. Cuando llega la primavera el parque se engalana con los trinos, los brillantes plumajes nupciales y los vuelos inquietos, de una naturaleza que resurge. En verano la vida nueva se multiplica en infinidad de pichones. En otoño e invierno grandes bandadas formadas por individuos de distintas especies y las aves migratorias; que escapan del frío de la cordillera, surcan el cielo pampeano emigrando hacia lugares cálidos.

¿Dónde queda?

Una verdadera aventura

En época de celo, entre marzo y abril, el espectáculo mayor lo brindan los ciervos colorados (especie introducida por Luro) que se movilizan hacia donde están las hembras emitiendo sonidos que se conocen con el nombre de "brama". Durante este tiempo los machos dominantes conseguirán su harén para aparearse y lucharan con sus rivales para conservarlo.

 

GALERIA DE FOTOS

Contactos
Parque Luro. Tel. (02954) 15553868 / 15551894

Más información: http://www.parqueluro.gov.ar/

Visto 2964 veces Modificado por última vez en Martes, 05 Mayo 2015 13:52

Total Comments

Más en esta categoría: Parque Nacional Lihué Calel »

¿Buscas hotel?

  1. Twitter
  2. Facebook

¿Precisas alquilar auto?